Taxlandia: Blog Fiscal y
de Opinión Tributaria





Los drones de Hacienda y la teoría de los frutos del árbol envenenado

Ha sido noticia en la prensa generalista un plan de inspección de edificaciones no declaradas al Catastro que afloró 447.910 inmuebles en la comunidad gallega mediante el uso de drones. El 10 de enero decía así el Faro de Vigo: “El Catastro descubre 450.000 inmuebles sin declarar que aportarán al año 50 millones al IBI. El 40% se corresponde con nuevas construcciones y otro 43% con ampliaciones y rehabilitaciones -En Pontevedra los nuevos registros catastrales casi llegan a los 105.000”También la Voz de Galicia daba en primera página la noticia: “Galicia, el país de las piscinas ocultas. Hacienda ha descubierto más de mil por año desde que, en el 2013, arrancó un plan de inspección con el que ha destapado 7.132, la mayoría en A Coruña y Pontevedra”. Y continuaba diciendo: “La comunidad es un territorio fértil para descubrir inmuebles irregulares por la fragmentación de la propiedad y la dispersión poblacional. Tanto es así, que estaba previsto que el plan de regularización concluyese el 1 de julio y, finalmente, se decidió prorrogarlo seis meses más, hasta el pasado 31 de diciembre, por la minuciosidad y la complejidad de los trabajos. El volumen de irregularidades fue muy superior al estimado inicialmente, por lo que los tiempos se ampliaron para peinar bien 79 concellos más. Para este trabajo, el Catastro se sirvió de las inspecciones que hacen los propios técnicos sobre el terreno, pero también ha utilizado el uso de drones.”

Tal noticia fue profusamente comentada en las redes sociales y, en alguna de ellas, se comentó la existencia de una página web que afirmaba que dicha utilización era ilegal. Efectivamente en Dronepedia se afirmó que ‘La ley vigente no permite el sobrevuelo de los drones en áreas pobladas, ni concentraciones de personas en esas zonas urbanas. "El Ministerio de Hacienda no está registrado como Operador Habilitado y no puede realizar este tipo de actividades aéreas y si hubiera contratado Operadores Habilitados, tendría que haber licitado el contrato de forma pública y no se conoce tal licitación. El procedimiento administrativo sancionador que se produzca como consecuencia de detectar una construcción ilegal mediante una imagen tomada igualmente de forma ilegal será nulo de pleno derecho", señalaban desde la web especializada.

Movido por la curiosidad abrí la página de Dronepedia:

 (http://www.dronepedia.es/blog/drones-de-hacienda)

Efectivamente en su barra de menús, Dronepedia dispone de un buscador de operadores oficiales autorizados y no consta la Dirección General del Catastro, ni el Ministerio de Hacienda, ni la Agencia Tributaria: el cazador, cazado!

Pues no andan descaminados en Dronepedia cuando aventuran la ilegalidad de un procedimiento sancionador fundado en una foto obtenida por un vuelo ilegal de un dron: Si el vuelo es ilegal, la foto también, pues es fruto del mismo árbol.

La Teoría de los frutos del árbol envenenado se refiere a la proscripción del uso de pruebas ilícitas en el ámbito penal y, por extensión, en el derecho sancionador. En realidad la ilicitud no se refiere a la prueba en sí, sino a la forma en que se obtuvo: por toda, una entrada domiciliaria sin autorización judicial.

Tal fue el caso norteamericano que le dio nombre, el de la entrada por los libros de contabilidad del aserradero de madera en el caso Silverthorne Lumber Company contra Estados Unidos: tras un registro, los agentes del Gobierno entraron con allanamiento en las oficinas de W. Silverthorne, éste fue detenido e inculpado por sus libros de contabilidad hallados en dicho registro. Posteriormente apeló en el juicio, acogiéndose a la cuarta enmienda de su Constitución, declarándose ilegales todas las pruebas obtenidas.

El derecho penal hace suya así la maldición bíblica de la que es autor San Mateo (7:17:20) “Así todo árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que por su fruto lo conoceréis”.

Hace cosa de un año, este principio fue invocado sin éxito por los abogados españoles de los afectados por la Lista Falciani. Falciani, informático de la central en Ginebrina del HBSC robó una lista de titulares de cuentas numeradas y opacas en su oficina y huyó de Suiza. Posteriormente entregó la lista a los fiscos alemán y francés. El fisco francés remitió la lista de los inversores españoles a la Agencia Tributaria. El Tribunal Supremos sentenció que, puesto que el fisco francés no había robado las pruebas y lo facilitó a la Agencia Tributaría en el marco de un legítimo procedimiento de colaboración comunitaria, el fruto no estaba envenenado y la prueba, lícita, resulta apta para su aportación a un proceso penal y desplegar todos sus efectos incriminadores.

El Tribunal Supremo, en este caso, abandonó la cita de San Mateo y la sustituyó por el más fértil refrán según el cual ‘quien roba a un ladrón, 100 años de perdón’.

Antón Beiras Cal

Economista. Auditor. Abogado Tributarista


Comentarios (1)

This comment was minimized by the moderator on the site

En Portugal, las autoridades fiscales hicieron la evaluation general de la propiedad urbana, en el ano 2014, con recurso al Goggle-Mapp!!! Los propietarios taparon las piscinas con lonas y incluso con césped sintetico para que el valor de la evaluacion fuera menor! Nadie há contestado lá ilegalidad de la fuente de la obtencion de imagenes....

 
No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Publicar comentario como invitado.
0 Caracteres
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Subscríbase al boletín de Taxlandia, blog de opinión fiscal y tributaria

Reciba la newsletter de Taxlandia | Política Fiscal.

El usuario entiende que ha dado su consentimiento después de que se le haya facilitado ''información clara y completa'', que el mismo es ''libre, inequívoco y afirmativo'', y que ha leído la Política de privacidad

Taxlandia solo usa cookies técnicas, de sesión, y las google analitics configuradas de modo poco intrusivo. Puedes pulsar aceptar sin miedo alguno. En el caso de que no aceptes la web mantendrá todas sus funcionalidades salvo el uso del plugin de compartir en redes sociales.