obligaciones formales de información: el caso del Modelo 233

El Dark Side de las obligaciones formales de información: el caso del Modelo 233

Sobre la "potestad" reglamentaria de la web de la Agencia Tributaria

Los Presupuestos Generales del Estado para 2018 aprobaron una nueva ayuda familiar para madres trabajadoras que satisficiesen gastos de custodia en guarderías de sus peques consistente en un incremento adicional de la ya existente deducción maternal (artículo 61 Ley 6/2018, 3 Julio). El incentivo se presentó como una suerte de catalizador general de la conciliación familiar, como se desprende de la Exposición de Motivos de la precitada Ley.

En realidad, la ayuda únicamente estaba diseñada para las madres que pagaban directamente de su bolsillo el coste, ya que la deducción no operaba si el mismo era satisfecho por las empresas empleadoras de las madres como retribución en especie según contrato laboral o Convenio Colectivo puesto que, en esos casos, sobre esas concretas retribuciones en especie las madres no tributaban al encontrarse exentas del pago del impuesto (apartados b. y/o d. del art. 42.3 Ley de Renta), y se pretendía  ayudar a las madres que no gozaban de ese beneficio fiscal.

Por ello, el Ministerio de Hacienda estableció una obligación formal de información a cargo de las guarderías (modelo 233) para que éstas indicaran los gastos pagados sin incluir, lógicamente, las cantidades abonadas por las empresas como retribución en  especie, vía Orden MAH 1400/2018, 21 Diciembre.

Este criterio normativo fue respaldado por dos importantes órganos de asistencia interpretativa del Ministerio Montero:

  • El departamento de Gestión de la AEAT a través del Manual de Renta 2018 (pgns 843-846).
  • La Dirección General Tributos: CCVV 945 y 966 de 7 de mayo de 2019.

Sin embargo, algo se enturbia cuando desde la propia web de Hacienda el 17 de enero de 2019 se publica un banner "Le Interesa Conocer" sobre esta nueva deducción que, básicamente, contradice todo lo anteriormente dicho:

Las mujeres con hijos menores de 3 años con derecho a la aplicación del mínimo por descendientes que realicen una actividad por cuenta propia o ajena y estén dadas de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o mutualidad, podrán minorar la cuota diferencial de su IRPF hasta en 1.000 euros anuales si satisfacen gastos en guarderías o centros de educación infantil ...

Debe incluir las cantidades que le hayan sido satisfechas durante el ejercicio y que cumplan los siguientes requisitos: Sean satisfechas a guarderías o centros de educación infantil autorizados. Se abonen por la inscripción y matricula, la asistencia, en horario general y ampliado, y la alimentación.

El contenido de la Declaración informativa por gastos en guarderías o centro de educación infantil autorizados -modelo 233- es el siguiente:

Gastos anuales pagados a la guardería o centro de educación infantil autorizado: matricula enero 300 + 8 mensualidades de 500 €/mes correspondiente a los meses de febrero, marzo, abril, mayo, junio, septiembre, octubre, noviembre y 250 € por 15 días julio.

  • A mayores, personal de la Agencia Tributaria hizo visitas informativas a asociaciones de educación infantil para que declarasen el 233 como se decía en el banner de "Le interesa conocer", metiendo todos los GASTOS, sin discriminación alguna y en contra de la norma.

La justificación que se dio fue que Hacienda cruzaría los datos con el modelo 190 para no tener en cuenta los gastos abonados por las empresas y que, por supuesto, por ley no podría haber ningún tipo de sanción para nadie (art. 179.2.d LGT). Ahí es nada.

Pues bien, ¿imaginan los escenarios múltiples que se han producido ya???.

Hay varias combinaciones fácilmente triangulables y difícilmente gestionables, pero obviemos los procedimientos de  gestión y vamos a varar la atención en lo importante:

¿Cómo es posible que una obligación formal informativa -arts. 17.3, 29.1 LGT y 81.5 LIRPF, sujeta a Reserva de Ley se "gestione" de tapadillo mediante actos dimanantes de deberes de asistencia administrativa al ciudadano? (arts. 34.1.a y 85 LGT).

La realidad subyacente es que Hacienda pretende un control férreo nominal de todos y cada uno de los ingresos de un importante sector así como un control derivado de las exenciones de las rentas en especie.

Esta tipología de actuación debería ser revisada por el Consejo para la Defensa del Contribuyente, la Abogacía y la AEDAF,  que deberían tomar cartas en el asunto, ya que no deja de ser curiosa la nueva fuente del Derecho que se nos presenta en este caso: la derivada de la "potestad" reglamentaria de la web de la Agencia. Sabemos que las nuevas tecnologías son el futuro pero un futuro tan incierto como éste...

Preguntémonos una cosa: ¿qué costaba subsanar la orden ministerial reguladora del modelo 233?

Para mí ésta es la clave.

Cuidado con las declaraciones informativas y las obligaciones de información, puesto que las potestades administrativas han de usarse para su concreta función y no otra.

 

Pablo González Vázquez

Abogado Tributarista

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Publicar comentario como invitado.
0 Caracteres
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Taxlandia solo usa cookies técnicas, de sesión, y las google analitics configuradas de modo poco intrusivo. Puedes pulsar aceptar sin miedo alguno. En el caso de que no aceptes la web mantendrá todas sus funcionalidades salvo el uso del plugin de compartir en redes sociales.