Taxlandia: Blog Fiscal y
de Opinión Tributaria

Más de 6150 suscriptores
Más de 1000 seguidores en linkedin





 Las costas como ganancia o pérdida de patrimonio

La renta en tiempos del cólera (I). Las costas como ganancia o pérdida de patrimonio.

"El cólera se le convirtió en una obsesión. No sabía de él mucho más de lo aprendido de rutina en algún curso marginal, y le había parecido inverosímil que sólo treinta años antes hubiera causado en Francia, inclusive en París, más de ciento cuarenta mil muertos {...} De modo que cuando volvió a su tierra sintió desde el mar la pestilencia del mercado, y vio las ratas en los albañales y los niños revolcándose desnudos en los charcos de las calles, no sólo comprendió que la desgracia hubiera ocurrido, sino que tuvo la certeza de que iba a repetirse en cualquier momento".
[ El amor en los tiempos del cólera, Gabriel García Márquez ]

Inmersos todavía en el estado de alarma, más propiamente de excepción, y entrados de lleno en la vorágine que todos los años supone la campaña de renta, voy a comentar el asunto de las ganancias de patrimonio como consecuencia del cobro de las costas o de intereses.

La magnitud del desastre humano, social y económico hará que en el futuro esta campaña (esperemos que sea ésta y no varias) sea recordada como la de la pandemia. Me acordaba de mis años de juventud cuando leí la novela de Gabriel García Márquez, apreciando la suerte que tenemos por no haber vivido cualquiera de los devastadores desastres mundiales, sean guerras, pandemias o desastres naturales. La situación actual me deja tan desarbolado que he preferido tratar de un tema más cotidiano para fingir que volvemos a la normalidad, como cuando era un problema insuperable si desarrollar el trabajo a través de una sociedad profesional es simulación. Acabo de conocer que uno de mis maestros, el catedrático D. Carmelo Lozano, ha fallecido tras unas semanas en la UCI por el maldito virus. Descanse en Paz.

Aplazo mis consideraciones, pues, sobre otras cuestiones más importantes relativas a los problemas abiertos con motivo de la diarreica normativa evacuada últimamente, tales como el problema de los plazos procesales y administrativos o la necesidad de que se prorroguen los plazos de declaración del IRPF o del IS que todos los colectivos han solicitado insistentemente al gobierno[1], entre otras cuestiones.

Todavía no se sabe si se aplazará el periodo para declarar y presentar la declaración del IRPF. Hagan apuestas. En mi opinión, creo que a última hora prorrogarán tanto el plazo del IRPF como el IS. Ya se verá.

Las costas.

No hace falta explicar que la parte vencida en juicio paga las costas, que no es otra cosa que una indemnización por los costes sufridos en un juicio, ya sea por honorarios de abogados, procuradores, peritos o incluso tasas judiciales.

Por tanto, la parte vencedora cobra una indemnización por el daño sufrido y normalmente será siempre igual o inferior a los costes padecidos durante el proceso.

La DGT y la AEAT desde hace años nos deleitaban con una de esas interpretaciones que hacen sonrojar al más pintado: una persona, pongamos que ha demandado a una entidad financiera al considerar que unas clausulas de su hipoteca son abusivas, y que el juzgado le ha dado la razón. Para ello se gastó 4.000 euros en profesionales y con motivo de la sentencia condenan al banco a abonarle dichos 4.000 euros para que los destine al pago de los honorarios.

¿Cuál es la renta del pobre contribuyente? CERO. ¿Cuál es, por tanto, la capacidad económica del pobre deudor hipotecario? NINGUNA.

Hacienda, sin embargo, considera que el ingreso de 4.000 euros es una ganancia de patrimonio, obligándole a incluir en la base imponible general del impuesto, y en consecuencia a tributar al tipo marginal por dicho ingreso. Por el contrario, no puede computar los 4.000 euros como pérdida[2].

Lo mismo es predicable del reembolso del coste de las garantías aportadas para suspender la ejecución de un acto impugnado.

Frente a esta inconstitucional interpretación, podemos invocar dos sentencias del TSJ de Madrid de 2 de diciembre de 2019, Sentencia nº 1.176/2019, en el recurso 1203/2018, Id. Cendoj: 28079330052019101060 y la del mismo órgano y fecha, Sentencia nº 1146/2019, en el recurso 1089/2018, Id. Cendoj 28079330052019101061, ponente Ilmo. Sr. D. José María Segura Grau.

Las dos sentencias expresan que se produce una asimetría entre las costas ingresadas que deben computarse como ingreso o ganancia de patrimonio mientras que la pérdida o el gasto producido no computa de ninguna forma, lo que provoca una renta ficticia, tal como había denunciado el defensor del pueblo en la queja número 16007256, que había sido rechazada por la Administración.

Es evidente que se produce una asimetría que vulnera los principios constitucionales de capacidad económica al gravar una renta ficticia y el de Tutela Judicial Efectiva, "pues supone establecer un obstáculo en el acceso a los Tribunales que, conforme a lo expuesto, resulta excesivo e injustificado a la vista de las repercusiones tributarias que genera. Así se desprende de la doctrina sentada por el Tribunal Constitucional (por todas, STC 140/2016, de 21 de julio)".

Por último, ambas sentencias indican que «la Administración parece haber asumido este criterio, respecto de las cantidades recibidas como consecuencia de un pronunciamiento condenatorio en costas, siendo muestra de ello la resolución del TEAR de Murcia de 11 de enero de 2019, en la que resuelve que las costas ganadas han de tributar como ganancia patrimonial, si bien la renta gravable será la diferencia entre las costas recibidas y los costes del proceso».

En efecto, y esta es la clave, se debe aplicar la norma contenida en el artículo 37.1g) de la LIRPF, ya que dicha norma es fiel trasunto del principio de capacidad económica:

«Artículo 37. Normas específicas de valoración.

1. Cuando la alteración en el valor del patrimonio proceda:

{...}

g) De indemnizaciones o capitales asegurados por pérdidas o siniestros en elementos patrimoniales, se computará como ganancia o pérdida patrimonial la diferencia entre la cantidad percibida y la parte proporcional del valor de adquisición que corresponda al daño. Cuando la indemnización no fuese en metálico, se computará la diferencia entre el valor de mercado de los bienes, derechos o servicios recibidos y la parte proporcional del valor de adquisición que corresponda al daño. Sólo se computará ganancia patrimonial cuando se derive un aumento en el valor del patrimonio del contribuyente».

En estos tiempos, como en los del cólera, en que el legislador tributario lo hace a base de modificación del programa web de declaración, el contribuyente, como Florentino Ariza, espera ser correspondido alguna vez por su amada. Veremos si realmente ha cambiado la actitud de la AEAT, asumiendo los criterios de los tribunales, cuando podamos volver a pisar la calle libremente.

Francisco R. Serantes Peña

Abogado Tributarista

#𝔗𝔞𝔵𝔩𝔞𝔫𝔡𝔦𝔞


[1] Gran parte de las asociaciones y colegios profesionales pidieron no solo el aplazamiento de las declaraciones trimestrales sino también del plazo de la propia declaración del IRPF y de la declaración del Impuesto sobre Sociedades sin que el gobierno todavía haya movido ficha, en relación con los dos últimos.

[2] Consultas de la DGT V0767/2016, de 25-02-2016 y V3264/2017, de 21-12-2017 y las que en ellas se citan (consultas nº 0154-05, 0172-05, V0588-05, V1265-06, V0343-09, V0268-10, V0974-13 y V2909-14, entre otras). La respuesta no debía estar bien cuando los contribuyentes vienen preguntando lo mismo desde hace quince años.

  1. Comentarios (6)

  2. Agregar el tuyo
This comment was minimized by the moderator on the site

Magnífico, querido Fran.

Pablo G. Vázquez
This comment was minimized by the moderator on the site

Muchas gracias, querido Pablo.

Francisco R. Serantes Peña
This comment was minimized by the moderator on the site

MUY ACERTADO Y MEJOR EXPLICADO
ESTAMOS INMERSOS EN RÍOS DE NORMAS Y SENTENCIAS TARDÍAS
TODO ELLO PROVOCA UNA INDEFENSIÓN JURÍDICA NOTABLE

ISIDRO
This comment was minimized by the moderator on the site

Muchas gracias, Isidro. Así es: Inseguridad a raudales.

Francisco R. Serantes Peña
This comment was minimized by the moderator on the site

Enorme !!!!!

VICENTE SATORRE GIL
This comment was minimized by the moderator on the site

Muchas gracias, Vicente.
Un abrazo.

Francisco R. Serantes Peña
No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Publicar comentario como invitado.
0 Caracteres
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Subscríbase al boletín de Taxlandia, blog de opinión fiscal y tributaria

El usuario entiende que ha dado su consentimiento después de que se le haya facilitado ''información clara y completa'', que el mismo es ''libre, inequívoco y afirmativo'', y que ha leído la Política de privacidad

Taxlandia solo usa cookies técnicas, de sesión, y las google analitics configuradas de modo poco intrusivo. Puedes pulsar aceptar sin miedo alguno. En el caso de que no aceptes la web mantendrá todas sus funcionalidades salvo el uso del plugin de compartir en redes sociales.